Dulce Neus

El bar Dulce Neus, situado en Plaza Madrid, surge de la fusión de dos locales, una cafetería y una panadería, que unieron sus fuerzas para dar a luz un único negocio. Esta unión ha dado lugar a un local amplio y con mucho potencial que sacar.

Puede verse una clara inspiración flamenca en la decoración de este establecimiento,  de ahí la elección de los colores protagonistas: el blanco, el negro y el rojo.  En el mobiliario, en el embaldosado e incluso en la elección de las luminarias puede verse como estos pigmentos crean un juego de contrastes que llena de fuerza el ambiente.

Ese toque andaluz también está presente en ciertos elementos decorativos, como el uso de los topos plasmados en la pared (un guiño al traje tradicional sevillano), las pinturas de bailaores flamencos que se exhiben por todo el local o la lámpara de la firma Italli.

Al tratarse de un local con escasa luz natural, el predominio de tonos claros ha sido clave para conseguir un ambiente agradable y con el flujo de luz necesario para cualquier establecimiento de restauración. De esta forma se consigue reflejar la luz natural para que quede completamente integrada en cada rincón.

En cuanto a la distribución, las columnas han sido aprovechadas para separar la cocina de la sala y de la zona de fumadores, completamente acristalada. Como puede apreciarse en las fotografías, una solución a la hora de unir los espacios es la integración de barra dentro de la zona de fumadores, algo original a la par que útil.

Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez