Marlis

El bar de copas Marlis está situado en el carrer de la Constitució, en pleno centro de Palma. Este proyecto es un claro ejemplo de cómo se le puede cambiar la cara a un negocio con un bajo presupuesto y sin necesidad de realizar obra. Con algo de creatividad, ingenio y esfuerzo es posible conseguir grandes resultados.

Como en tantos otros proyectos con mi firma, la madera es la base de este diseño de interiores. Es un material fácil de trabajar y de combinar, además de dar un aspecto acogedor, cálido y natural al entorno. Podemos ver como la barra, uno de los elementos más importantes y característicos de un bar, ha sido forrada con madera e iluminada para cobrar mayor protagonismo.

También se ha optado por trabajar con este material en gran parte del mobiliario del local y, para recortar gastos y dar un toque de originalidad al proyecto, se ha recurrido al reciclaje de cajas de madera para crear las estanterías de detrás de la barra.

El recurso de reutilizar objetos también puede verse en las luminarias colgantes. Con una pizca de imaginación, una simple bombilla y utensilios de cocina como ralladores de queso, escurridores o batidoras, pueden crearse lámparas con resultados de lo más divertidos y creativos a un precio muy económico.

En cuanto a la iluminación, el tipo de material con el que se ha trabajado invita a incorporar una luz cálida para no romper con el acogedor ambiente de este local.

Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez