Vivienda Familiar Palma

El actual ritmo de vida precisa de una distribución más funcional, con espacios multiusos y soluciones para unir o separar ambientes. Este es el caso de los propietarios de esta vivienda de Palma, una pareja con hijos que trabaja desde casa y que necesita de una distribución que les permita compaginar su trabajo con la vida familiar.

Como solución, se ha decidido unificar el salón/comedor, la cocina y el despacho para ganar espacio y luz dándole un aspecto más amplio a la vivienda. Gracias a la isla se consigue separar visualmente cocina y salón/comedor. En cuanto al despacho, está separado mediante una puerta corredera para aprovechar el espacio. Este sistema permite crear una distribución que resulta atractiva, funcional y moderna.

El predominio del color blanco cumple una doble función,  por un lado dan esa sensación de amplitud que estamos buscando, y por otro, consigue que la luz natural se refleje ganando mayor luminosidad. Y es que la luz y los tonos claros son los principales protagonistas de este proyecto. El laminado de madera de roble, las paredes y los techos altos y blancos… todo está pensado para sacarle partido a la luz y dar mayor sensación de amplitud a la vivienda.

Para aportar algo de intensidad y romper con el dominio de las tonalidades claras, podemos ver como se han incluido detalles de color azul en parte del mobiliario y la decoración.

En cuanto al tipo de iluminación elegida, al predominar los tonos claros lo ideal es decantarse por una iluminación cálida y suave para reflejar un ambiente confortable que invite tanto al descanso como a la concentración, algo muy necesario, sobre todo teniendo en cuenta el proyecto que nos ocupa: una casa pensada tanto para vivir como para trabajar.

Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez
Virginia Pérez