Diseño de iluminación para viviendas

Diseño de iluminación para vivienda

Tabla de contenidos

¡Compártelo!

La iluminación es un elemento crucial a la hora de construir una casa o reformarla. Lo primero es que debajo de ella, podamos llevar a cabo las acciones diarias del hogar y lo segundo que genere zonas cómodas. 

En este caso, el objetivo del diseño de iluminación para viviendas es crear una iluminación eficiente y agradable.

Un óptimo diseño de iluminación de casa debe cumplir con las necesidades de sus habitantes, atendiendo a gustos, comodidad y funcionalidad. 

Por eso, vamos a ver todas las claves de un buen diseño de iluminación en factores como la ubicación o el tono y cantidad de luz.

Iluminación para viviendas

Consejos de iluminación para viviendas

Planifica los puntos de luz como primer paso antes de cualquier cambio para garantizar que cuentas con las tomas de corriente que requerirá el nuevo diseño.

Calcula la cantidad de luz que necesita cada estancia de la vivienda. Por ejemplo, la ubicación de focos en la cocina será clave en la optimización del consumo.

Hazte con reguladores de intensidad que permitan matizar la cantidad de luz requerida en función de la acción o el momento. Puedes reforzarlo con pantallas semi-opacas.

Trata de que cada punto de luz ilumine de modo concreto las diferentes zonas de una estancia compartida. Ello hará más sencillas las tareas habituales del hogar.

Asegúrate de poner de modo correcto las diversas fuentes de luz para evitar zonas sombreadas. Para ello debemos combinar diferentes clases de lámparas.

Ten en cuenta las características concretas de una habitación para el descanso y aplica fuentes de luces cálidas.

Usa tecnología que ayude a esta eficiencia energética como las luces LED. Cuentan con una durabilidad mayor y se presentan en muchos tipos de calidad y color.

Saca el máximo provecho a la luz natural que entre en tu casa mediante cortinas finas, colores cálidos y comunicación de los distintos ambientes.

Iluminación en salón

Por otro lado, es muy importante tener en cuenta las proporciones a la hora de crear un conjunto armonioso. Un tamaño exagerado de una lámpara rompería esa armonía.

En estos tiempos, es para todos necesario prestar atención al ahorro energético. Para ello tenemos las lámparas de bajo consumo, ideales, por ejemplo, para la cocina.

Iluminación para viviendas – Iluminación artificial

Estos son algunos de los tipos de iluminación artificial más comunes:

Iluminación general

Es con la que podemos iluminar todo el grupo de elementos de un ambiente concreto evitando sombras o zonas oscuras que nos impidan realizar cómodamente las tareas. Se encienden y apagan a la entrada de la estancia y se difunde por medio de apliques o lámparas de techo.

Iluminación focal

Esta es la iluminación no uniforme cuya finalidad es la de dar luz a una zona concreta como una mesa de lectura, área de preparación de comida o lugar de maquillaje. Para ello se utilizan lámparas colgantes, de pie o de sobremesa. Solo se usan cuando se necesita esa iluminación añadida para realizar una actividad.

Iluminación de ambiente

Es la que tiene como objetivo generar un efecto de exposición o un matiz concreto a un ambiente, alejándose del concepto de iluminación de zonas de trabajo. Se distribuye por medio de varias lámparas de tonos cálidos.

Iluminación de decoración

Este tipo de luz es importante en el diseño de iluminación para viviendas. Se utiliza para dar atención a un objetivo decorativo concreto o elemento especial de la estancia como pueda ser un jarrón, un cuadro o una escultura.

Tipos de iluminacion

Sistemas de alumbrado

Entre estos tenemos: 

Luz directa

Se produce cuando el total del flujo de luz se enfoca hacia abajo. Es el sistema más eficiente puesto que se usa casi toda la luminosidad. Sin embargo, las sombras son más marcadas y se crean zonas de penumbra. Se utiliza en lugares que requieren de una luz focalizada.

Luz semidirecta

Se utiliza cuando la mayor cantidad de un flujo de luz se aplica en dirección al suelo y el resto, más o menos un tercio, se refleja en las paredes. Crea un ambiente de calidez al aclarar las sombras y reducir efectos de deslumbramiento.

Luz indirecta

La inmensa mayoría del flujo de luz se enfoca hacia arriba para después distribuirse por el resto de la estancia. Se aconseja usar colores claros que ayuden a reflejar bien la luz. La luz indirecta crea un ambiente relajante y sensación de amplitud. El único defecto es la pérdida de nitidez en objetos.

Luz semi-indirecta

Es un tipo de iluminación cada vez más recurrente en el diseño de la iluminación para viviendas. Se produce cuando dos tercios o más de la luz se dirigen hacia arriba, generando sombras suaves y un ambiente cálido y cómodo.

Luz difusa

Esta clase de iluminación se reparte a mitades entre procedencia directa e indirecta para generar una luz homogénea que evite contrastes y sombras marcadas. Es usada para lograr una iluminación general.

Consejos para ahorrar en la iluminación para viviendas

Lo más importante a tener en cuenta es sacar provecho de la luz natural. Ello nos va a proporcionar sensación de vitalidad y comodidad, además de ser más saludable. 

Cualquier profesional nos dirá que, una de las primeras cosas a estudiar, sin dudas es la disponibilidad solar

Esta condicionará la elección de aislamientos, ventanas, sistemas de climatización, cortinajes y distribución interior. De este modo, lograremos dosificar la energía con el consiguiente ahorro económico.

Para poder aprovechar óptimamente la luz natural del sol, hay herramientas para dar más potencia a la iluminación natural dentro de la casa: agrupar las estancias activas diurnas, crear espacios diáfanos, retirar obstáculos de las ventanas, usar colores suaves y contar con puertas correderas de cristal.

Otro consejo para ahorrar en la iluminación para viviendas es utilizar iluminación LED. Es cierto que se trata de un material algo más caro que los sistemas tradicionales, pero permiten reducir en un 75% el consumo energético con respecto a una bombilla normal, además de desprender menos calor.

Otra opción son las bombillas de bajo consumo, aunque estas ahorran menos. Otras ideas para ahorrar en energía en el diseño de iluminación para viviendas, es hacerte con reguladores de luz o detectores de movimiento.

También te puede interesar